jueves, 17 de julio de 2014

Las disfunciones de la burocracia (6).


Conformidad extrema con rutinas y procedimientos.

En esta serie de artículos hemos estado comentando el gran daño que las disfunciones de la burocracia causan a las organizaciones. Las 5 disfunciones anteriores se encuentran en los siguientes enlaces:

1. Mayor internalización de las reglas y exagerado apego a los reglamentos.
Los objetivos para los que se creó el reglamento deja de ser importantes, sólo importan las reglas.

2. Exceso de formalismo y papeleo.
"Envíame un memorándum con tu solicitud, un original y veinte copias. Sellado y firmado por..."

3. Resistencia al cambio.
Las prácticas rutinarias dan seguridad al burócrata, por ello, obstaculiza cualquier intento de cambio.

4. Despersonalización de las relaciones.
Es notable el afán del burócrata por "protegerse", es decir, por hacer evidente que está cumpliendo con las funciones del cargo, no con los objetivos de la organización, sino con las funciones del cargo, que, por diversas razones, no siempre coinciden.

5. Categorización del proceso de toma de decisiones.
Todas las decisiones son tomadas por el burócrata de más alto rango, poco importa si no tiene ni la más remota idea sobre lo que va a decidir.

6. Conformidad extrema con rutinas y procedimientos.
El burócrata se dedica a inventar reglas para  que cualquier tarea sea realizada "de acuerdo al procedimiento", no está claro si es la forma más eficiente o la que resuelve el problema, eso es lo de menos; lo importante es que se sigan los procedimientos al pie de la letra.

La conformidad con las rutinas y procedimientos puede ser útil, pero cuando se llega al extremo, se vuelve irracional y sin sentido.

"La burocracia destruye la iniciativa. Hay pocas cosas que los burócratas odien más que la innovación, especialmente la innovación que produce mejores resultados que las viejas rutinas."

Esta frase de Frank Herbert señala el peor efecto que esta conformidad con rutinas y procedimientos genera; mata la innovación. El burócrata aplica toda la fuerza de la burocracia para impedir que las innovaciones se lleven a cabo; desde la colocación de obstáculos simples como dificultar el acceso a los recursos necesarios para llevar adelante la innovación, hasta el uso de los reglamentos como arma en contra del innovador y cualquier otro recurso que el burócrata tenga a su alcance.

Un vídeo un tanto cómico que muestra la actitud de un burócrata.





En caso de que el vídeo no pueda verse directamente desde este blog, puede hacer clic sobre la imagen para acceder. O aquí.

Esperamos que esta información sea útil.

Saludos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada